Noticias

Pequeños consejos para un buen mantenimiento del turbo

turbo-seccionado

Cada vez es más frecuente que los motores sean turboalimentados. A día de hoy es prácticamente imposible encontrar un vehículo diésel atmosférico, y cada vez es más frecuente a causa del downsizing que los motores gasolina sean turboalimentados. Poca gente lo sabe, pero los turbo son elementos delicados y muy caros que requieren de una atención mínima.
El turbo se compone de una turbina y un compresor (de ahí que se llamen turbocompresor, turbo para abreviar). Los gases de escape mueven la turbina que esta unida por un eje al compresor, que es el encargado de meter aire a más presión al motor. El problema está en ese eje, que necesita estar bien lubricado.
El sistema de lubricación del motor solo funciona con el motor en marcha. Un turbo puede llegar a alcanzar una cantidad de revoluciones por minuto inimaginable, por lo que la inercia que tiene es tremenda. El problema está cuando circulamos con el Auto solicitando trabajo al turbo y paramos el motor poco después de haberlo hecho.

Por ejemplo si tu circulas por autopista dándole pique al auto y dices “Voy a cargar bencina”, si lo que haces es meterte en la primera gasolinera, llegar al surtidor y para el motor haces mal, porque la lubricación del turbo depende de que el motor esté encendido, si tu lo paras, el aceite que hay en el eje del turbo se quema, se carboniza y te raya el eje, que en ese momento no está bien lubricado. En consecuencia ese eje va a coger una holgura, que de ser excesiva podría causar hasta problemas bien graves en el motor. Si tuviese demasiada holgura y el compresor tocase la carcasa, se generaría un desgaste que crearía partículas metálicas que irían directas al motor pudiendo causar daños irreparables. uno de los síntomas de un turbo con una holgura excesiva es un fuerte silbido.
En casos como el de el ejemplo lo que conviene es esperar un poco antes de para el motor. También conviene no darle mucha grasa nada más arrancar.
La gente que tiene Autos con turbo y acostumbra a exigirles, suelen instalar en sus vehículos unos aparatos llamados Turbo Timer que mantienen el motor en marcha, pudiendo sacar la llave del contacto y cerrar las puertas. El motor se quedaría encendido durante el tiempo programado en el aparato para así dejar enfriar el aceite y esperar a que el turbo se “calme” y deje de girar.

Como ves tener un turbo tiene sus inconvenientes, pero también tiene algunas ventajas.

 

  • Posted on Octubre 12, 2011 - 6:46 pm
  • By admin
  • Posted in

The comments are closed.

Leave a comment



Tweets
    Santa Elena 969 - Santiago- Chile / Fono Fax: 56 2 22 22 457 / *Derechos Reservados Turbojac.cl 2013©